viernes, 28 de marzo de 2008

Con una lágrima en la garganta

















¿Qué le parece lo de los dedos del pie del Zalo Reyes?
¿La amputación?
Sí. ¿Qué dice? ¿Los irán a vender como reliquia?
A ver, si a mí me los ofrecen a buen precio, los compro. Al menos uno. Imagíneselo puesto en un relicario en el living de la casa.
Oiga... junto con el libro de Rocha. Y el gato chino. Oiga, pero puede ser negocio, ¿se acuerda que una vez intentaron vender uñas de Madonna?
Noo, ¿en serio?
Pero claaaaro, la chiquilla que le hacía la manicure. Las juntaba y después las vendía.
Eso no lo compraría. Pero un dedo del Gorrión es otra cosa. Yo lo transformaría en llavero, así como esas patas de conejo, para la suerte. Oiga, ¿y de la depiladora de madonna no se ha sabido?
No... pero .. mire, tiene razón. ¿Cómo se vería con una peluca de los pelos de la Madonna? No del cabello exactamente.
Oiga, qué mal gusto.
Sí.
Se podría usar de virutilla, más que no fuera.
A propósito de pata de conejo, yo tengo un monedero de escroto de canguro.
Noo... ¿y si lo soba se transforma en chequera?
Juajuajuajuajua. No, pero lo importante es que venía vacío.
Ahhh... ¿y es, digamos, el escroto en si mismo con un cierre?
No con un cierre... con un cordelito .
O sea, ¿usted reemplaza las gónadas (qué tal) con monedas? ¿Eso es?
Exacto.
Oiga, qué mal gusto...
Yo no encuentro de mal gusto lo del monedero de canguro. Lo encuentro... una artesanía tradicional de Australia.
Ya. Y si yo le dijera que tengo una billetera de clítoris de elefanta... ¿lo encontraría pintoresco?
¿Pintoresco? Pero claro. Oiga, no sea sexista.
Noo, si no es sexismo.
O sea, no es que sienta un interés especial porque se trate de escroto
Es que si le digo, por ejemplo, de pene de elefante... no sé, me queda grande para billetera. A lo mejor para bolsa de palos de golf, pero como no juego... Y claro, se me produce algo de solidaridad de género... por lo mismo no como criadillas.
Oiga, la mayoría de los hombres no comen criadillas. Y son tan ricas.
Le creo...

6 comentarios:

Zololkis dijo...

See please here

Ale dijo...

Qué fijación esa, con el pobre gato chino.
Déjenmelo en paz, por favor, yo tengo uno y me gusta mucho.
Y he de decirle al parcito, que no es chino, es japonés y se llama maneki neku.
Con respecto al (los) dedo(s) de Zalo Reyes... horror, no me sumo a la compra de la reliquia. Capaz que venga hasta con olor a pata.
Saludos

montt (el que no dibuja ni palitos) dijo...

Sería bueno que como promoción de llame ya el dedo le traiga un aromatizador fragancia-cebolla, como para recordar al gorrión en sus mejores momentos.

Y si tiene el dedo, lo guarda y después lo vende cuando se muera el gorrión. Si aquí vendieron una hojuela de Corn Flakes que tiene la forma del estado de Illinois en más de mil dólares, imagínese lo que puede costar el dedo del gorrión.

Me arrepiento de haber estudidado lo que estudié. Imagínese haber sido el dentista de los famosos y guardar un diente del Pollo Fuentes. Y lucirlo en la oficina, junto con las muelas del juicio de Pato Renán. Tal como los restoranes lucen las fotos de Bam Bam o Vivi junto al dueño.

El que no aporta dijo...

Zololkis asumo que es spam, así que no le contestaré ni seguiré su link. Si no es así, disculpe usted.

Ale, yo no tengo fijación alguna con el gato chino (o japonés, como usted precisa). Es la Fran la que no puede sacarlo de su mente.
Sobre los dedos del Gorrión... si vienen con olor a pata, mejor. Valor agregado, que le llaman.

Montt, si queremos recordar tiempos del Gorrión, también le podría llevar otras sustancias.
Si Zalo fuera gringo, alguien ya se hubiera avivado con los dedos. Pero acá, seguro fueron a parar a un vertedero.

Lo de los dentistas me parece altamente antihigiénico. Nunca he comprendido cómo alguien estudia para meterse dentro de bocas ajenas. Aunque con lo que cobran, puede compensar. Y por otro lado, considerando que existen los proctólogos...

Fran dijo...

Para fetichistas: véase "La Picada del Clinton", famosa fuente de Soda ubicada en calle San Antonio, frente al Municipal, que luce en vitrina de vidrio la botella de CocaCola, medio vacía (o medio llena) de la que tomó Bill Clinton en su ilustre visita a nuestra metropoli, con el respectivo vaso chupeteado.

José Miguel dijo...

Yo creo que Girardi o el Dr. Juan Luis Castro debería ir a la Picá de Clinton a exigir el cierre del bulín por antihigiénico, y de paso la UDI interpela a la Ministra Barría por tan notable abandono de deberes, o al Seremi de Salud, en su defecto